Maintenance: Saturday May 25, at 13:00 UTC, est: 30 minutes

Cómo conseguir tu primer empleo en tecnología

By

Imagínate que haces match en una app de citas y te pones de acuerdo con esa persona para juntarse en un restaurante. Vas a la cita en cuestión con tu mejor atuendo, te sientas al frente suyo, y con un claro nerviosismo te dedicas solo a responder sus preguntas, a asentir y a expresar cada respuesta con vaga convicción, sin demostrar un ápice de interés en tu contraparte. ¿Crees que habría una segunda cita?

Si bien una entrevista de trabajo no es una ‘cita Tinder’, es también una interacción bidireccional, donde ambas partes están buscando ‘ese match’. El o la reclutador(a) busca una persona idónea para el cargo y la o el profesional busca un empleo que se adapte a sus necesidades. Entonces, si lograste llegar a ‘la entrevista’, es imprescindible que saques el mayor provecho de esta para aumentar tus posibilidades de éxito.

A continuación te entregamos algunos consejos que te ayudarán a llegar a esa entrevista y abordarla con éxito.


Foto de GR Stocks en Unsplash


👣 Antes de conseguir la entrevista:

Los primeros pasos para lograr conseguir esa tan anhelada entrevista es ‘prepararse’. Quizás terminaste recién (o estás cursando) un bootcamp o una carrera en tecnología y sientes que no tienes ‘la experiencia’ suficiente para postular, o que no te tomarán en cuenta. Déjame decirte que NO ESTÁS SOL@. Para llegar a conseguir esa entrevista primero debemos definirnos profesionalmente y plasmarlo en nuestro CV.

📝  El CV

El primer paso para conseguir cualquier empleo es crear tu CV (en este post te damos tips de cómo hacerlo). Para muchos cargos es más relevante mostrar lo que puedes hacer que la experiencia laboral en sí, por lo que es recomendable adjuntar tu portafolio, o tu perfil de Github (Gitlab, Bitbucket, etc) y mencionar voluntariados y proyectos en los que hayas contribuido (ej. contribuciones Open Source, le hiciste la página web a tu primo, participaste en una hackatón, etc).

👀 ¿Cómo puedo destacarme frente a otros postulantes si no tengo ‘la experiencia’?

Es muy común desanimarse por no tener experiencia laboral en el área TI. Muchas personas se han ‘reconvertido’ al área tech y han sentido una profunda inseguridad al momento de postular (a pesar de que puedan tener postítulos y una amplia experiencia laboral en otras áreas del conocimiento).

Ya sea que seas ‘reconvertid@’ o sea tu primera búsqueda de empleo de la vida, debes enfocarte en las habilidades que has obtenido desde tu experiencia de vida. Haz una lista de las tareas que debías cumplir en tu empleo o estudio, y rescata las habilidades que aprendiste o adquiriste en ese proceso.

Ejemplos:

  • Trabajaste 5 años en servicio al cliente en una multitienda de retail y ahora estás buscando tu primer empleo en TI como developer front-end.
    ✔️  Tarea: Tenías que lidiar con reclamos de clientes insatisfechos.
    🎓 Aprendizajes → Desarrollaste la habilidad de escuchar, comprender problemas y buscar soluciones de la manera más rápida y efectiva, logrando disminuir la fricción de los clientes y mejorar la imagen de la empresa. [habilidades: comprensión y resolución de problemas + habilidades interpersonales]
  • Estás recién egresando de tu carrera o bootcamp y buscas tu primer empleo como UX.
    ✔️  Tarea: Tenías que hacer malabares entre las horas de estudio y otras responsabilidades para sacar adelante tu carrera.
    🎓  Aprendizajes → Desarrollaste una buena gestión del tiempo y priorización de tareas, para lograr tus objetivos propuestos. [habilidades: Gestión del tiempo, priorización y autonomía]

En estos ejemplos, ambas habilidades son altamente requeridas por las empresas al momento de buscar profesionales para diferentes cargos. Entonces, es relevante que al momento de redactar tu CV no solo especifiques el cargo o lo que estudiaste, sino también las habilidades que lograste adquirir en cada proceso.

Una vez que tengas tu CV listo, puedes comenzar a postular a empleos junior o trainee.

Tip: Revisa las habilidades que solicitan las empresas para cada cargo, haz un checklist de las que ya tienes y las que quieres desarrollar. Puedes agregarlas también en tu descripción profesional en Get on Board para destacarte aún más.


Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash


🎙 La Entrevista de trabajo

Postulaste al empleo y te llamaron a una entrevista. Ahora es el momento de brillar.

Cuando estás en búsqueda de empleo, las entrevistas conllevan un alto nivel de estrés, lo cual nos puede jugar en contra. A continuación te compartimos unos tips para reducir el nerviosismo y el estrés que acompaña este proceso.


1. Créete el cuento y exprésate con honestidad

Si te llamaron a entrevista es porque vieron algo en ti que les llamó la atención. Un ejercicio que puedes hacer es convencerte de tu valor, ¿qué es lo que te hace ser una persona valiosa para la empresa? Deja de lado ese pensamiento recurrente que te dice ‘no tienes experiencia’, y canaliza todo en tus ‘habilidades’, lo que te hace ser diferente y la persona idónea para el cargo.

Asiste a la entrevista con convicción, con humildad y honestidad. Demuestra tu valor, pero también expresa de manera honesta qué cosas quieres mejorar y aprender. ¿Quieres desarrollar tus habilidades técnicas? ¿Aprender lenguajes nuevos? ¿Quizás necesitas trabajar en la delegación de tareas?

Tip: esas ‘debilidades’ que siempre preguntan en las entrevistas, preséntalas como desafíos que quieres lograr.


2. Muestra interés en aprender

Una de las habilidades más requeridas por reclutadores y empresas es la ‘adaptabilidad’ de profesionales al enfrentar un cargo (puedes tomar nuestro test y evaluar tu nivel de adaptabilidad aquí). Una persona ‘adaptable’ está constantemente aprendiendo, tiene alta tolerancia a la frustración, resuelve problemas y ve los cambios como desafíos.

Tip: Puedes preguntar por actividades de la empresa que promuevan el aprendizaje y crecimiento profesional.

3. Haz preguntas

Recuerda: esta es la primera cita. Si no hay interés de ambas partes, será muy difícil conseguir una segunda.

Imagínate que estás conversando con un(a) amiga/o y quieres saber más sobre la empresa en la que trabaja. Puedes averiguar sobre la cultura de la empresa (¿Qué rituales tienen? ¿Qué instancias de esparcimiento tienen?), o sobre el cargo (¿Cuáles serán mis responsabilidades? ¿Cómo se medirá mi éxito? ¿Qué opciones de crecimiento profesional existen?). También puedes preguntar directamente a tu contraparte sobre lo que más le gusta a él o a ella de trabajar en la empresa.

La pregunta más temida: el salario

Muchas veces te preguntarán directamente cuáles son tus pretensiones de sueldo. En esta situación tienes 3 opciones:

🔒 Decir un monto específico.

🤔  Decir que ‘no lo sabes’ o no lo tienes claro.

🔍  Devolver la pregunta: ‘preferiría saber cuál es el rango que están ofreciendo para el cargo para saber si se acerca a mis pretensiones (y ver si podemos llegar a un acuerdo)’.

Esta parte de la entrevista es ‘la negociación’, y es donde debes mantener en mente todas tus habilidades y creerte el cuento (ver punto 1). Si te ofrecen un monto y te parece demasiado bajo, siéntete libre de preguntar si es la última oferta (ya que tenías en mente otro monto y te gustaría llegar a un acuerdo). Lo importante en la negociación es mantener en mente tu valor profesional, y recordar que la empresa ‘se beneficiará’ de tu talento. También puedes preguntar si existen beneficios que ‘compensen’ de alguna manera el sueldo (ej. horario flexible, acciones en la empresa, vacaciones extra, seguro de vida, etc) y cómo se reajustan los salarios.


Foto de Ashkan Forouzani en Unsplash


Tip: Puedes revisar los rangos de salario ofrecidos por las empresas en Get on Board en insights.getonbrd.com 


4. Follow up y feedback

El follow up viene luego de tu entrevista. Puedes enviarle un mensaje a la persona que te entrevistó a través de Get on Board, agradeciéndole su tiempo y buena disposición. Te recomiendo esperar al día siguiente para enviar el mensaje.

El follow up también es una buena instancia para pedir (y entregar) feedback. Por ejemplo, puedes dirigirte de manera respetuosa y honesta, expresando qué cosas te agradaron del proceso (trato, preguntas, conversación directa, claridad, etc), qué cosas se podrían mejorar y pedir retroalimentación sobre tu CV o entrevista. [Mentalidad de UX]

No caigas en la desesperación si no recibes respuesta inmediata, recuerda que cada recruiter tiene muchos procesos y cientos de postulantes que atender en cada uno. Si no recibes respuesta en un par de semanas, al menos habrás cumplido con la cordialidad de agradecerles su valioso tiempo (destacándote por sobre otros).



Resumiendo...

Cada entrevista de trabajo trae consigo un nivel de estrés asociado, y es importante generar estrategias para disminuir nuestro nerviosismo y afrontarlas con profesionalismo. Una actitud confiada, honesta, y tener claridad sobre nuestras habilidades (fortalezas y debilidades) nos ayudarán a abarcar cada una de estas instancias con éxito.

Recuerda que es una interacción bidireccional, donde ambas partes deben mostrar interés, hacer preguntas, generar una interacción cercana y mantener una actitud abierta. Ya verás que poco a poco irás tomando más confianza, y te sentirás más a gusto en los procesos. Al fin de cuentas, lo que una empresa busca es una persona resolutiva, que pueda trabajar en conjunto con otros y que tenga confianza en sí misma para poder desarrollarse profesionalmente en el cargo.


*******************

¿Te gustaría dejar un comentario sobre este post? ¿Necesitas orientación sobre tu CV? ¿Quieres hacer networking con profesionales y reclutadores de toda Latinoamérica?

🤩  Únete a nuestro servidor en Discord y únete a la conversación.

👉🏽  Postula a los mejores empleos tecnológicos en getonbrd.com



*Cover Foto de Mars Sector-6 en Unsplash

Latest on Blog